China: producen verduras más grandes utilizando electricidad

Descubrir, Aprender, Compartir.

China: producen verduras más grandes utilizando electricidad


Los resultados del experimento más grande del mundo confirman que la producción de frutas y verduras puede aumentar sin pesticidas químicos ni fertilizantes.

Los productores chinos tienen la respuesta a una pregunta que ha desconcertado a los científicos durante tres siglos: ¿Puede la electricidad impulsar el crecimiento de las plantas?

Para averiguarlo, China ha estado realizando el experimento más grande del mundo y los resultados están transformando la producción agrícola en la nación más poblada del mundo.  Por todo el país, desde el remoto Desierto de Gobi de Xinjiang hasta las zonas costeras desarrolladas frente al Océano Pacífico, las granjas de horticultura con un área combinada de más de 3.600 hectáreas participan en un programa de «cultura» financiado por el gobierno chino.

La Academia China de Ciencias Agrícolas y otros institutos de investigación del gobierno divulgaron los resultados de casi tres décadas de estudio en áreas con clima, condiciones de suelo y hábitos de plantación diferentes. Ellos están saludando los resultados como un avance. La técnica impulsó la producción de vegetales en 20 a 30%. El uso de pesticidas disminuyó de 70 a 100 por ciento. Y el consumo de fertilizantes cayó más del 20%.

Los vegetales crecen bajo hilos de cobre descubiertos, colocados a unos tres metros (10 pies) por encima del nivel del suelo y extendiéndose de punta a punta bajo la azotea del invernadero. Los hilos son capaces de generar cargas rápidas y positivas de hasta 50.000 voltios, o más de 400 veces la tensión residencial estándar en los Estados Unidos.

La electricidad de alta frecuencia mata bacterias y enfermedades transmisoras de virus en el aire o en el suelo. También suprime la tensión superficial del agua en las hojas, acelerando la vaporización. Dentro de las plantas, el transporte de partículas naturalmente cargadas, como los iones de bicarbonato y calcio, acelera y las actividades metabólicas, como la absorción de dióxido de carbono y fotosíntesis, también aumentan.

El profesor Liu Binjiang, científico de la agricultura del gobierno y uno de los principales miembros del proyecto, dijo que la corriente eléctrica que pasa por los hilos tiene sólo algunos millonésimas de amperio por volumen, menor que la carga de trabajo de un smartphone.

«No hace absolutamente ningún daño para las plantas o para los humanos que están cerca», dijo. Gracias a las conclusiones positivas del estudio, el área dedicada a las granjas electrificadas en China está creciendo ahora con una velocidad sin precedentes, de acuerdo con Liu, de 1.000 a 1.300 hectáreas cada año. Esto significa que hasta un 40% de crecimiento en la agricultura de electro-cultura podría alcanzarse en los próximos 12 meses.

«Las inversiones más recientes vinieron del sector privado», dijo Liu. «El negocio está despegando. Estamos proporcionando tecnología y equipos a otros países, incluyendo Holanda, Estados Unidos, Australia y Malasia. «China está un paso por delante del mundo».


Fuente: https://m.agrofy.com.ar (artículo completo aquí )

Imagen: Internet / m.agrofy.com.ar


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat