Una familia china se puso en forma y en 6 meses los resultados fueron increíbles

Una familia china se puso en forma y en 6 meses los resultados fueron increíbles


Ponerse en forma, perder peso o llevar un estilo de vida más saludable es, sin duda, un desafío para muchos y para conseguirlo hace falta esfuerzo, dedicación, constancia y, por supuesto, una buena motivación.


Encontrar esa motivación algunas veces es difícil, pero a la vez fundamental para seguir adelante. Muchas veces la falta de ella es la que nos hace tirar la toalla.

En este sentido, no hay una fórmula mágica que funcione a todos por igual, pero sí existen historias asombrosas como la de esta familia china Ding, que pueden servir para inspirarnos a encontrar lo que a nosotros nos funcione.

Cuando la motivación es tu familia.

Un buen día, Jesse Ding, un fotógrafo de 32 años, de Xiamen, China, se propuso comenzar un plan de pérdida de peso junto a su familia, lo que incluía a su padre, madre y esposa.

La idea surgió cuando él y su mujer estaban a punto de ser padres.
Entonces, la madre de Jesse decidió mudarse temporalmente con su hijo y su mujer embarazada para ayudarla en esta etapa de la maternidad.

Aprovechando que su madre se había mudado con ellos, Jesse pensó que estaría bien invitar a su padre a estar con ellos para fortalecer el vínculo entre los cuatro.

Y qué mejor manera para fortalecer el vínculo entre los miembros de una misma familia que ponerse un objetivo en común. Eso mismo pensó Jesse, quien les propuso perder peso y ponerse en forma en tan solo 6 meses (10 marzo hasta el 30 de septiembre)

El comienzo, como todos los comienzos, fueron lentos, pero sin pausa.
Comenzaron a caminar rápido todos los días, gradualmente comenzaron a trotar y más tarde se atrevieron a ir al gimnasio. Todo el proceso fue documentando en fotografías por Jesse.

Lo que en un primer momento se planteó como un reto de 6 meses, se convirtió en un estilo de vida para esta familia. Y, personalmente, el cambio más gratificante para Jesse fue el de su padre, que comenzó con unos niveles de energía muy bajos y una apatía, terminó por convertirse en un hombre seguro de sí mismo.

Los cambios fueron espectaculares.


Según los especialistas, la actividad en conjunto tiene impacto físico, mental y emocional: cuando se realiza acompañado puede ser más dinámica, se cuenta con la ayuda permanente (para señalar un error, motivar o incrementar el grado de dificultad del ejercicio) y es también una competencia sana con el colega, una medida para evaluar la progresión.

Y vos que opinas de este ésta historia? Déjanos un comentario.


Fuente: Instagram, Infobae, Europapress.


 

4 comentarios

  1. Yamila dice:

    Muy bueno! Con motivación todo es posible, lindo ejemplo esta familia

  2. Matias Juarez dice:

    Muy interesante la nota! Ahora a salir a correr.. jajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat